Poblaciones de huemules se han recuperado en la Patagonia, permiten a Chevron reanudar perforación en Brasil, y evidencia que la Patagonia fue un continente separado.