Control cerebral en Argentina, hablando murciélagos en Costa Rica, y la subcontratación de la ciencia en los salares de Bolivia