La desaparición de los glaciares del Perú, un estado de emergencia en Brasil por una oruga, y los problemas de aguas residuales de Río de Janeiro.