La ‘Ciudad del Conocimiento’ en Ecuador: nuestro Silicon Valley